El derecho de admisión en bares, pubs y discotecas

Persona de seguridad vigila en una discoteca
Foto perfil autora artículo: Evania García
Evania García
Julio 28, 2022

Conocer y comprender el derecho de admisión es fundamental para empresarios y empleados de establecimientos públicos, sobre todo en el sector del ocio nocturno, como bares, pubs y discotecas, que es donde mayoritariamente se aplica, para evitar problemas dentro del local. 

Conocer la correcta aplicación del derecho de admisión evitará errores de interpretación que puedan derivar en denuncias y la imposición de sanciones de miles de euros e incluso la prohibición de la actividad en el local de ocio.

¿Qué es el derecho de admisión?

El derecho de admisión es “el derecho en virtud del cual, la persona titular del establecimiento y/o evento, se reserva la atribución de admitir o excluir a terceros de dichos lugares siempre que la exclusión se fundamente en condiciones objetivas de admisión y permanencia”,  es decir, el derecho que tienen los dueños de un local comercial u organizador de eventos para decidir quién puede entrar  y permanecer en el negocio o espectáculo y en qué condiciones, dentro de unos límites legales.

Estos criterios de selección de público se realizan generalmente para preservar la seguridad del evento o local de ocio y evitar problemas como peleas y otros altercados que puedan afectar a los demás clientes. Cada propietario decide qué criterios utilizar que se encuentren dentro de la legalidad.

Si quieres ejercer el derecho de admisión en tu bar o discoteca, debes hacerlo de manera adecuada, con respeto e integridad hacia los derechos fundamentales de las personas sin incurrir en actos de discriminación que podrían conducir a problemas legales. No se puede negar el acceso sin motivo alguno; deben existir razones objetivas, no subjetivas.

De ahí la importancia de conocer la ley que regula el derecho de admisión en España y las normativas en cada comunidad autónoma de ser el caso.

¿Qué ley regula el derecho de admisión en España?

La base del derecho de admisión en España se encuentra establecida en el Artículo 14 de la Constitución, Capítulo Segundo de derechos y libertades, en el que se habla de la igualdad de los españoles ante la ley sin que haya ningún tipo de  discriminación por  razón de  nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal.

Además, los organizadores de eventos o establecimientos públicos están obligados a adoptar medidas para facilitar el acceso y permanencia de las personas con discapacidad.

En España, el derecho de admisión se regula en el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas desarrollado a partir de la Ley Orgánica 4/2015 . Sin embargo, cada comunidad autónoma elabora sus propias normas sin contradecir lo que diga la ley.

Pese a que cada autonomía tiene su propia normativa, las pautas generales de la ley señalan que se puede limitar el acceso en los siguientes casos:

  • Cuando se complete el aforo.
  • Cuando se acerque o llegue la hora del cierre.
  • Cuando una persona sea  menor de edad o no cumpla con la edad establecida.
  • Cuando se porten armas u objetos peligrosos.
  • Cuando exista intercambio de sustancias psicotrópicas y estupefacientes, alcohol ilegal o se hayan consumido dichas sustancias dentro del local.
  • Cuando alguna persona tenga actitudes agresivas o violentas.
  • Portar símbolos, prendas u objetos que inciten a la violencia, xenofobia o discriminación.


Ya conocemos la ley que regula este derecho y que hay normativas distintas dependiendo de cada territorio pero, ahora, ¿quién puede ejercer o limitar la admisión?

La normativa vigente señala que, cuando se trate de un evento o actividad recreativa en un espacio público, es el titular del negocio el que está habilitado para ejercer el derecho de admisión, además de los empleados en dependencia del titular, y también pueden intervenir los cuerpos  de seguridad si es necesario.

Pero cuando hablamos de actividades recreativas, eventos y establecimientos públicos como locales comerciales, será el  personal acreditado como servicio de admisión o vigilantes de seguridad los que estén habilitados para ejercerlo, sin que en ningún caso porte cualquier tipo de armas.

Quiero reservar el derecho de admisión en mi discoteca, ¿Qué hago?

Para poder reservar el derecho de admisión en tu bar, pub o discoteca, se deben cumplir ciertas condiciones y requisitos. Lo primero es acudir a la Administración para ingresar la solicitud.

Aunque la regulación es diferente en cada comunidad autónoma, el procedimiento para pedir la Autorización de Derecho de Admisión es similar.

La autorización pueden pedirla, en cualquier momento, todos los titulares que dispongan de una Licencia de Apertura para el ejercicio de una actividad de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos. El tiempo de resolución dependerá de cada autonomía.

A continuación te presentamos los pasos generales para establecer los criterios de admisión de personas en un establecimiento público como bares, pubs o discotecas.

  • Presentar la solicitud de derecho de admisión ante la autoridad competente, junto con la que te pedirán algunos documentos como identificación del titular, Licencia de Apertura, copia del texto de las condiciones del derecho de admisión.
  • Una vez realizadas las comprobaciones se emitirá la resolución concediendo o denegando el derecho de admisión solicitado.
  • Si tu solicitud ha sido aprobada y ya cuentas con la autorización podrás exhibirla y ahora sí, ejercer el derecho de admisión en tu establecimiento.
  • En caso de que quieras modificar o cambiar los requisitos del derecho de admisión, tendrás que volver a presentar la solicitud y esperar la aprobación de la Administración

¿Dónde coloco el cártel de derecho de admisión?

Una vez conseguida la autorización de derecho de admisión, es imprescindible colocar el cartel en las zonas más visibles del bar o discoteca, como la entrada,  la barra, las taquillas y demás zonas que consideres visibles, en el que se exponga las condiciones o requisitos de admisión para que el cliente pueda tener conocimiento de las mismas. Incluso puedes incluirlo en la publicidad.

Si has incluido condiciones extras, que no están dentro de la ley, también deberás exponerlas con su debido sello y/o firma.

¿Qué puedo hacer y qué no con el derecho de admisión?

Como hemos dicho anteriormente, no se puede prohibir la entrada de manera arbitraria o discriminatoria, ya que el derecho de admisión tiene unos límites. Sin embargo en muchas discotecas y bares  se dan estas circunstancias.

Las mujeres entran gratis y los hombres pagan entrada

En muchas ocasiones, se dan estas promociones en las que las mujeres no tienen que pagar entrada y los hombres sí o viceversa. Esta práctica es ilegal, ya que no se está tratando en igualdad a las personas y se está diferenciando por cuestión de sexo.

Algunas personas pagan más por entrar a la discoteca y otras menos

Esta situación también se da mucho en el mundo de la noche. Cobrar menos a algunas personas  y más a otras, sobre todo en el caso de mujeres. La diferencia de precio en la entrada de ninguna manera puede estar justificada, ya que lo prohíbe la ley, nuevamente se vulnera el derecho de igualdad.

Entrada reservada a mayores de 21 o 25 años

Otra práctica recurrente en el sector del ocio nocturno, es establecer un límite de acceso a personas con edad superior a los 18 años, lo que atenta contra el principio de igualdad, ya que en España la mayoría de edad es a los 18 años. Se puede prohibir la entrada a menores de edad, pero no se puede limitar la entrada a quienes cumplan con este requisito.

Se reserva el derecho de admisión sin argumentos

El derecho de admisión debe estar justificado, el portero de la discoteca o bar no puede prohibir la entrada simplemente señalando el cartel, debe existir una circunstancia que atente contra las reglas.

¿Puedo imponer un código de vestimenta para entrar a la discoteca?

Muchos bares, pubs y discotecas piden cierta vestimenta para poder entrar, porque quieren dirigirse a un público específico y que el local conserve su estilo. Este es uno de los casos en los que sí se puede aplicar el derecho de admisión, siempre y cuando estas condiciones hayan sido autorizadas por la autoridad competente y se encuentren detalladas en el cartel de derecho de admisión. Sin embargo, solo abarca en lo que respecta a prendas de vestir y accesorios, no se puede prohibir el acceso por llevar cierto corte de pelo o por el largo del mismo. 

A las personas con tatuajes no se les puede negar el acceso

No se puede negar el acceso a las personas simplemente por estar tatuadas, a menos que se trate de un símbolo, como decíamos anteriormente, que incite a la violencia y/o discriminación.

¿Se puede echar a un cliente una vez dentro del local alegando derecho de admisión?

Si la persona en cuestión ha roto las reglas establecidas en el derecho de admisión, como alteración del orden, conducta violenta, entre otras, el empresario y/o empleados del lugar están habilitados para sacarlo.

Aplicar correctamente el derecho de admisión en tu bar, pub, discoteca o sala de fiestas te evitará muchos dolores de cabeza.