Los permisos que necesito para abrir una discoteca

DJ toda en una discoteca
Foto perfil autora artículo: Evania García
Evania García
Agosto 11, 2022

Abrir una discoteca o bar de copas es el sueño de muchos promotores y emprendedores y ¡cómo no!, es un negocio muy rentable si se administra de manera adecuada.

En España los bares de copas, discotecas, karaokes y salas de baile son casi un bien nacional, ya que el sector del ocio nocturno representa un 1,8% del PIB nacional y hasta 2019 había 25.000 empresas dedicadas a este rubro (Statista).

El ocio nocturno es uno de los sectores más rentables del país, así lo confirman los datos, previo a la pandemia facturaba  20.000 M€ al año y actualmente su recuperación va viento en popa. 

Si tienes en mente abrir un club nocturno pero no tienes ni idea por dónde empezar, te damos las principales claves para trazar tu plan de negocio.

Hay varios aspectos a tomar en cuenta para montar una discoteca como la inversión inicial, tener un nombre y crear el logotipo, constituir la empresa, buscar la zona y el local adecuado, buscar proveedores, hacer un plan de marketing, contratar personal y, lo más importante, cumplir con los requisitos legales para poder abrir el establecimiento.

Y precisamente, cumplir con la normativa, obtener los permisos y licencias es uno de los procesos más trascendentales para abrir un club nocturno, porque de ello depende el desarrollo del proyecto. Si te asusta todo el embrollo legal que conlleva, no te preocupes, te ayudamos a que esa tarea sea fácil de ejecutar.

Antes de todo, debes saber que los requisitos pueden variar de una comunidad autónoma  a otra, ya que en este caso la competencia autonómica y municipal, sin embargo, hay unas reglas generalizadas que deben cumplirse y salvo algunos detalles, la mayoría de los trámites son similares.

Requisitos que debe cumplir el local para una discoteca

Primero, para poder cumplir con la normativa y obtener las licencias necesarias debes conocer los requisitos que debe cumplir el local para poder obtener los permisos.

Un local para una discoteca o sala de fiestas debe cumplir con una serie de requisitos técnicos, que en la mayoría de casos implica la realización de obras.

Estos son algunas de las exigencias mínimas que establece la normativa en general para abrir una discoteca:

  • Estancias mínimas: Debes cumplir con unas estancias mínimas, lo que dependerá del  tamaño del local. Debes disponer de una zona para el público, un lugar de almacenaje y aseos accesibles. Además, la distancia del suelo al techo debe tener como mínimo 2,50 metros.

    Para un aforo menor a 300 personas, se deberá disponer, como mínimo, de tres inodoros y un lavabo para  señoras, dos urinarios, un inodoro y un lavabo para caballeros. Por cada 500 espectadores la cifra se debe duplicar.Las entradas físicas implican imprimirlas en papel, lo que genera más gastos por la intervención de intermediarios para poder hacerlo y la contratación de personal para la taquilla. 
  • Accesibilidad: El local debe estar adaptado a las normas de accesibilidad. Estas son las más importantes:

    -Debe tener una entrada accesible. En el caso de tener escalón, deberá ser modificado por una rampa.
    -El suelo del local y de la rampa deben ser antideslizantes.
    -Las puertas deben ser de más de 80 cm de anchura libre.
    -Los pasillos deben tener un mínimo de 1,00 metro y debe haber zonas de giro con un mínimo de 1,50 metros en las zonas de entrada, al fondo de pasillos que tengan más de 10 metros y en la zona de ascensores, de ser el caso.
  • Aislamiento acústico: Las discotecas, salas de conciertos y pubs suelen generan mucho ruido, por ello, es fundamental realizar un aislamiento acústico del local para poder cumplir con los niveles de ruidos que establece la normativa. 

    Los decibelios máximos permitidos dependen de la zona y ubicación del local y la legislación autonómica y/o municipal.
  • Ventilación: Todas las áreas del local deben estar ventiladas, puede ser con ventilación natural, a través de rejillas, ventanas y puertas o con ventilación mecánica, a través de extractores conectados a conductos de ventilación. Aunque lo más adecuado sería optar por la ventilación forzada debido a que el ruido puede escaparse por esos huecos y será más difícil cumplir con el requisito de insonorización.

    Sea cual sea la elección que hagas, debes asegurarte que haya al menos 6 renovaciones de aire por hora.

  • Protección contra incendios: Nuevamente, estos requisitos varían de acuerdo a la superficie del local, aunque se prevé que haya un extintor por cada 25 metros de recorrido. Es recomendable que haya como mínimo un extintor, aunque no estés obligado a tenerlo. Además de iluminación de emergencia y carteles indicadores de salida.

    En cuanto a las salidas de emergencia, su tamaño es proporcional al aforo, pero puede ir de los 7 metros de ancho, cuando el aforo exceda las 300 personas, hasta 30 metros, cuando haya entre 700 y 1.500 asistentes. Las puertas de salida deben abrir siempre hacia afuera y estar debidamente señalizadas.

Certificado de Compatibilidad Urbanística o CCU

Lo primero que hay que hacer, tras haber decidido la ubicación del local y haberlo  seleccionado, es preguntar al ayuntamiento correspondiente si ese inmueble es apto para desarrollar actividades recreativas y de espectáculos públicos, es decir, tramitar el Certificado de Compatibilidad Urbanística, en el que el Ayuntamiento analizará y determinará si el uso que quieres darle al establecimiento es compatible con la legislación urbanística municipal.

-¿Por qué es importante el Certificado de Compatibilidad Urbanística?

Aunque el Certificado de Compatibilidad Urbanística no es obligatorio en todos los municipios, es importante tramitarlo para garantizar la viabilidad del negocio, además, te da la certeza de poder iniciar la actividad sin tener inconvenientes a la hora de solicitar otras licencias como la de apertura o la ambiental. Lo recomendable es solicitarlo previo a firmar cualquier contrato de alquiler o compra-venta del local.

Licencia Ambiental

La Licencia Ambiental, es un trámite obligatorio para aquellas actividades que se denominan “actividades clasificadas”, es decir, aquellas que puedan resultar molestas, como los ruidos y vibraciones; contaminantes, las que producen gases o nocivas y peligrosas, como las que producen sustancias.Las discotecas se encuentran dentro de las actividades clasificadas, por eso, es necesario solicitar la Licencia Ambiental.

El ayuntamiento te solicitará un proyecto técnico de la actividad y las instalaciones (que explicaremos más adelante) para evaluar la seguridad y comprobar que el establecimiento se ajuste a la normativa vigente con el objetivo de proteger al medio ambiente y a la  comunidad.

Ya lo decíamos anteriormente, cada comunidad tiene sus normas, pero en líneas generales, para obtenerla debes presentar el proyecto técnico de la actividad y las instalaciones, además de una memoria ambiental que detalle las siguientes características:

-Los materiales y sustancias utilizados.
-Informe preliminar del suelo.
-Consumo de energía previsto.
-Impacto de ruidos, vibraciones y olores y medidas para prevenirlos.
-Datos de vertidos de aguas y manejo de desechos.

Además, se tomará en cuenta la adecuación del local a la normativa contra incendios y los procedimientos de control de accidentes graves.

Licencia de Actividad

Una vez que has elegido la ubicación y/o el local para la discoteca, bar de copas o sala de eventos y este no cuente con dicho permiso, ya sea porque se desarrollaba otra  actividad o es un inmueble de nueva construcción, es hora de pedir a la autoridad municipal la Licencia de Actividad, que es la autorización que te permitirá poder montar el negocio.

A menudo se confunden los conceptos de la Licencia de Actividad y Licencia de Apertura, pensando que se trata de un solo permiso, sin embargo, la primera permite realizar las obras e instalaciones necesarias para desarrollar la actividad y se debe solicitar previo a su realización, mientras que la segunda, se solicita después de tener el local acondicionado para poder abrir al público.

Para poder solicitar la Licencia de Actividad, es necesario presentar un dictamen sobre las condiciones del local, es decir un proyecto de actividad.

  • ¿Qué es el proyecto de actividad?

    El proyecto de actividad es un documento, que debe estar firmado por un arquitecto o ingeniero, que justifica  que las instalaciones y el desarrollo de la actividad se ajustan a la normativa. En él, el profesional competente describe la actividad que se va a desarrollar en el local, describe las instalaciones, recopila las normas que se aplican para ese local comercial y justifica que se cumplan.

  • Qué debe contener el proyecto de actividad: Memorial, pliego de condiciones, presupuesto, estudio de seguridad y planos, descripción de la actividad a desarrollar y justificación del cumplimiento de la normativa.

    Si el local para tu club nocturno no supera los 300 metros cuadrados y no necesita una gran reforma, podrás comenzar el acondicionamiento sin la necesidad de la Licencia de Actividad (Real Decreto-ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios), solamente presentando una Declaración Responsable de Actividad. Lo que no significa que no tengas que realizar el trámite, solamente podrás poner en marcha el negocio y posteriormente obtener la licencia.

  • ¿En qué consiste la Declaración Responsable? La Declaración Responsable es un documento en el que el interesado manifiesta, bajo su responsabilidad, que su establecimiento cumple con todos los requisitos legales para realizar una obra o iniciar una actividad y que cumple con la documentación para acreditarlo. 

Licencia de Obras

Si el local necesita obras para ponerse en funcionamiento, vas a necesitar la Licencia de Obras, que no es más que el permiso del Ayuntamiento para  poder realizar modificaciones en el local con el debido cumplimiento de la normativa y el abono de la tasa.

Existen dos tipos de licencia de obras: licencia de obra menor y licencia de obra mayor, que dependen de la envergadura de los trabajos a realizar.

-Licencia de obra menor: Esta licencia es necesaria cuando las obras solo afectan a la estructura y distribución interior del inmueble, como: reparaciones, revestimientos, cerramientos, electricidad, eliminación de barreras arquitectónicas, entre otras; y no requiere de un proyecto técnico.

A su vez, se dividen en comunicado inmediato y comunicado diferido. Su diferencia radica en que para  el comunicado diferido se necesita una respuesta positiva por parte de  la autoridad local para poder iniciar las obras, que suele darse en  el plazo de un mes. Lo que no significa que con la licencia de comunicado inmediato se pueden iniciar los trabajos sin antes haber hecho la solicitud. Así, evitarás sanciones y el precinto temporal del espacio.

-Licencia de obras mayores: Esta licencia, como su nombre lo dice, implica la realización de obras de mayor envergadura y más complejidad técnica, como la construcción desde cero, cambio de uso del inmueble, acondicionamiento del local, ampliación de metros, modificación de la estructura, entre otras.

Esta licencia se solicita para que el ayuntamiento se asegure que la obra cumple tanto con la legislación vigente como con las normas de seguridad. Y los trabajos no pueden iniciarse hasta que la licencia haya sido concedida.

Para obtenerla será necesario presentar un proyecto de obra, que debe ser elaborado por un profesional (arquitecto, ingeniero, etc.), en el que se incluirán: plano cartográfico, plano de situación, planos de la edificación, memoria descriptiva, justificativa de cumplimiento CTE, presupuesto y m ediciones detalladas.

Si el local que has elegido necesita ser acondicionado para poder abrir la discoteca, deberás presentar el proyecto de actividad previo al proyecto de obras, ya que en este documento también se especifican las obras necesarias, justificando que cumplen con la legislación vigente para esa actividad.

En caso de que el inmueble sea apto para instalar un club nocturno y no necesite reformas, la documentación puede presentarse un mes antes de la apertura.


Al tratarse de una actividad no inocua o clasificada, que son las que producen contaminación de algún tipo, como lo son las actividades de espectáculos públicos y actividades recreativas, en este caso una discoteca, será necesario la Licencia de Apertura o Licencia de Funcionamiento, que ahora sí, es el último paso para abrir las puertas al público.

Y para poder obtener la Licencia de Funcionamiento es obligatorio contratar un Seguro de Responsabilidad Civil que cubra reclamaciones por daños personales y materiales sufridos por terceros. Cada autonomía o municipio establece una cuantía mínima que debe cumplir el SRC.

La Licencia de Apertura es un trámite que acredita que se cumplen con todos los requisitos para poder iniciar la actividad

El Ayuntamiento analiza la documentación y posteriormente procede a inspeccionar el establecimiento para poder expedir el título que habilita la apertura.

Es importante resaltar, que esta licencia no se concede al local, sino al dueño, por lo que en caso de traspaso, venta o cambio de actividad, se deberá volver a pedir la licencia.

A grandes rasgos estos son los permisos más importantes para la apertura de una discoteca, sin embargo, hay varias gestiones que son indispensables para ponerla en marcha. 

En una segunda entrega hablaremos de los trámites que se deben realizar en la Comunidad Autónoma, Agencia Tributaria, Seguridad Social, entre otras para garantizar el apego a la normativa vigente.

Licencia de Apertura o Licencia de Funcionamiento